W3vina.COM Free Wordpress Themes Joomla Templates Best Wordpress Themes Premium Wordpress Themes Top Best Wordpress Themes 2012

Ago 23

Entre peregrinos y patriotas en Amritsar

by in La India

20-22 de Agosto 2011

Dejamos atrás el frescor, la lluvia y la tranquilidad de las montañas del Norte y volvemos a la “India de verdad”. Tras un día entero en dos autobuses llegamos a Amritsar, capital de los sijs en el noroeste de la India. Es la ciudad más grande del Estado de Punjab con más de un millón de habitantes. Nuestra primera impresión de la ciudad cuando llegamos por la noche no fue muy buena: caótica, agobiante y un calor sofocante… ¡Pero al final acabó gustándonos!

Punjab significa 5 aguas, refiriéndose a los cinco ríos que lo atraviesan. Es una región muy verde, conocida como el granero de la India. Gran parte de la población aquí profesa el sijismo – una religión bastante tolerante que surgió como compromiso entre el islam y el hinduismo hace siglos. No comparten la idea de las castas – para ellos todos somos iguales independientemente de la nacionalidad, estatus, género, etc.

El Templo Dorado en Amritsar es la Meca de los sijs. Aquí vienen miles de peregrinos todos los días de otras partes de la India, pero también muchos emigrantes sijs del Reino Unido, EE UU etc. En línea con la universalidad de los sijs, el recinto está abierto para todos. Es un sitio muy mágico, sobre todo al atardecer. Miles de personas caminan alrededor de una gran piscina sagrada, algunos se bañan, y todos hacen reverencia al templo situado en el medio del agua. Es un edificio cubierto por oro puro y dentro está guardado el libro sagrado (en su versión original)- pero solo durante el día. Por la noche el libro reposa en una cama en otra sala- es todo un espectáculo cuando lo cambian de sitio.

Dentro del templo es obligatorio cubrirse la cabeza (hombres y mujeres). El pelo es una cuestión muy importante para los hombres sijs. De hecho, no se lo deben de cortar nunca. Lo llevan enrollado en un turbante, cuanto más mayor el hombre, más largo el pelo y más grande el turbante. ¡Hemos visto unos turbantes realmente extraordinarios! Con las mujeres parecen que son más permisivos- pueden llevar el pelo más largo o corto y sin cubrir.

Para hacer honor a la ocasión nos pusimos nuestra mejor ropa india- ¡fue un éxito! Mucha gente quería hacerse una foto con nosotros o con sus niños.

Otro aspecto que nos ha llamado mucho la atención ha sido el comedor comunitario – el Langar. ¡Allí preparan comida para 60.000 personas todos los días del año! Ha sido toda una experiencia comer allí con ellos- mujeres y hombres, pobres y ricos- todos juntos en la sala. Detrás está la cocina donde decenas de voluntarios pelan cebolla, lavan miles de platos etc. También hay unos dormitorios colectivos donde uno se puede quedar pero esa experiencia no la hemos probado. Nuestro hotel, el Hotel Indus, estaba a unos 50m del templo- así que no hemos tenido que andar muy lejos.

Amritsar está a unos 30km de la frontera con Pakistán. El segundo día cogimos un taxi para ver la ceremonia del cierre de la frontera en Attari. ¡Es toda una fiesta y mucho patriotismo! Han incluso construido gradas para colocar a los asistentes. Y viene mucha gente… las gradas estaban llenas con indios saltando, cantando, moviendo banderas al viento e intentando hacer más ruido que el otro lado. En el lado pakistaní normalmente sucede lo mismo, pero ahora como era Ramadán sus gradas estaban medio vacías y no hacían tanto ruido. Esperamos casi 2 horas para que empezara la ceremonia y la gente empezaba entrar en éxtasis. La propia ceremonia dura poco. Los militares desfilan, moviendo las piernas como unos artistas de circo y luego los jefes de los dos lados se saludan, la puerta se cierra y las banderas se bajan a la vez. Hasta el día siguiente el puesto fronterizo no abre.

Nuestro plan inicial era ir ahora a Rishikesh, la capital de yoga, pero visto lo visto no parece muy recomendable viajar por las montañas durante el monzón. Así que, para evitar calarnos del todo otra vez bajaremos más al sur, a Udaipur (Rajastán).

Precios medios en Amritsar:
Viaje McLeod- Amritsar en autobús público (200km con cambio en Pathankot): 3 euros
Taxi a la frontera ida y vuelta: 13 euros
Un plato de dhal (lentejas) y arroz en el templo dorado: gratis (se aprecian donaciones)

Calle de Amritsar

Guardián del Templo Dorado

Voluntarios recogiendo platos

Templo de noche

Peregrinos sijs

Con atuendo indio

Vistas del templo desde el hotel

 

Los militares indios

Las gradas llenas en el lado indio

En el lado pakistaní no había tanta gente

3 Responses to “Entre peregrinos y patriotas en Amritsar”

  1. From Airi:

    Lo del atuendo indio está muy bien, tienen buen gusto, o te obligaron a vestirte asi para no cortarte la picha??…..jeje

    Posted on 24 agosto, 2011 at 8:22 #
    • From hanna:

      Qué va, nos vestimos así por voluntad propia. Intentamos pasar desapercibidos, pero con una rubia en la india es imposible!

      Posted on 12 septiembre, 2011 at 14:45 #

Trackbacks/Pingbacks

  1. Nuestra experiencia en la India | Vuelta al mundo - 27 octubre, 2011

    […] Templo Dorado de Amritsar: dando vueltas alrededor de la piscina sagrada, hablando con los majos sijs y comiendo con ellos en […]

Leave a Reply