W3vina.COM Free Wordpress Themes Joomla Templates Best Wordpress Themes Premium Wordpress Themes Top Best Wordpress Themes 2012

Jun 04

Hielo, nieve, glaciares…

by in Argentina

21 de mayo – 4 de junio de 2012

En Punta Arenas nos despedimos de Chile, por lo menos por el momento, e hicimos un viaje en autobús de unas 12h a Ushuaia, Argentina, la ciudad más septentrional del mundo. El viaje se hizo bastante largo con un cambio de rueda, control en la frontera y un viaje en barco para cruzar el estrecho de Magallanes.

Ushuaia está situada en el sur de la mítica Tierra del Fuego, a más de 3000km de Buenos Aires, y bastantes viajeros llegan aquí para completar su recorrido por Suramérica o (los que tienen un presupuesto más alto) para hacer un crucero a la Antártida.

En verano tiene que ser un sitio perfecto para trekking, bicicleta, cruceros por el canal Beagle -con unas temperaturas aceptables y muchísimas horas de luz. En invierno es un sitio muy frío y bastante oscuro… No pudimos visitar el Parque Nacional de Tierra del Fuego por una fuerte caída de nieve, ¡habrá que volver algún día! Pasamos unos días paseando por la ciudad y alrededores, y cuando sale el sol y las montañas se reflejan en las aguas cristalinas es un lugar muy bonito  (¡y si después sigue una sopa calentita, mejor!).

En invierno no hay tantas opciones de transporte desde Ushuaia así que compramos nuestros billetes de autobús a El Calafate con unos días de antelación. Al comprar los billetes tuvimos un choque desagradable: Argentina NO es un país muy barato  y los precios que aparecen en los libros de guía no tienen nada que ver con la actualidad. La inflación es un gran problema en Argentina y se nota sobre todo en los transportes. Según la Lonely, Chile es mucho más caro que Argentina, o por lo menos era… Podemos asegurar que ya no es así: los viajes en autobús en Chile costaban menos de la mitad, y allí comíamos fuera por lo menos una vez al día. En Argentina hemos ido a un restaurante dos veces en dos semanas. Resumen: hemos tenido que ajustar un poco el presupuesto, coger menos autobuses, ver menos sitios, cocinar en los hostales etc.

El viaje a El Calafate empezó a las 5 de la mañana y terminó a las 2 de la noche. Realmente no son tantos kms, pero hay que entrar y salir de Chile (la mitad de la Isla de Tierra del Fuego es chilena), cruzar el estrecho de Magallanes y cambiar de autobús en Río Gallegos- y allí tuvimos que esperar 5 horas en la estación. ¡Estábamos bastante contentos de llegar! El Calafate es un destino turístico muy popular para todo tipo de viajeros a Argentina, y hay una infinidad de opciones de alojamiento, por lo menos en verano. Nosotros nos quedamos en el hostal Ámerica del Sur, probablemente uno de los mejores albergues de todo el viaje  (la habitación parecía más propia de un hotel!), con desayuno incluido, buen wifi, calefacción a tope (importante!!) y buenos espacios comunes. Durante los 5 días que pasamos en El Calafate conocimos a mucha gente de todo el mundo con la que compartimos desayunos, cafés, vino argentino y muchas historias.

El pueblo en sí no tiene muchas cosas de interés, pero sirve como base para el Parque Nacional de los Glaciares, y su reclamo más grande, el Perito Moreno, a 80km de El Calafate. Hay varias opciones para visitar este impresionante glaciar azulado: tour guiado, trekking sobre el hielo con crampones, crucero o, la opción más barata que escogimos nosotros, un bus “regular” sin guía que te deja en el parking y te recoge unas 5 horas más tarde. Independientemente de la elección del viajero, la experiencia es increíble. Hay varios kms de pasarelas que han construido a lo largo del lago, y al otro lado del agua está la punta del glaciar donde se rompen grandes bloques de hielo que caen, con un tremendo estruendo, al agua. Desafortunadamente, el tiempo no acompañaba, y las últimas dos horas las pasamos en la única cafetería, fríos y mojados, con dos americanas de nuestro hostal.

En El Calafate tuvimos otra experiencia “Couchsurfing”! Aunque no nos pudo dar cobijo, Nacho nos invitó a una cena “típica” en casa con sus amigos. El menú consistía en empanadas, vino argentino y terminó con una copa de Fernet (el típico licor que gusta a todos los argentinos). ¡Gracias por la hospitalidad, Nacho!

Siguiente destino después de El Calafate era El Chaltén, unos 200kms más al norte, en la otra punta del Parque Nacional de los Glaciares. Tardamos unas 3 horas para llegar a este pueblo diminuto (habitantes: 600) y aislado. La historia de El Chaltén es muy reciente. De hecho, es el pueblo más nuevo de Argentina, construido en el 1985 como punto estratégico en un conflicto fronterizo con Chile. Más tarde se descubrió el potencial turístico del lugar, especialmente para los amantes de las actividades al aire libre (senderismo, esquí, bicicleta, escalada, cabalgatas…), ya que en los alrededores se encuentran algunos de los paisajes más espectaculares de la Patagonia, como el pico Fitz Roy (3441m).

Para hacer senderismo, El Chaltén es ideal –de hecho es conocido como “Capital Mundial del Trekking”- y todas las rutas, de diferentes grados de dificultad, salen directamente del pueblo, así es posible ahorrarse los gastos de transporte que hay que pagar en otros sitios. Además, en esta parte del Parque Nacional, no hay que pagar entrada.

Hicimos varias de las rutas con Olivia (una chica suiza que habíamos conocido en El Calafate) por unos paisajes fantásticos pasando por valles nevadas, glaciares y los picos dentados de Fitz Roy y Torre visibles en el fondo. Tuvimos suerte con el tiempo los primeros días cuando hicimos las rutas más largas de más de 20 kms, pero el último día empezó a nevar mucho y tuvimos que dar la vuelta sin llegar a la cima – de repente había más de medio metro de nieve y ya no se podía distinguir el sendero. No vimos muchos animales, pero sí escuchamos el sonido inquietante de pumas (¿hambrientos?) en la lejanía. Ya nos había avisado el guardabosque sobre qué hacer si viéramos alguno: quedarse firme, mirarle directamente a los ojos, no dar la espalda y, sobre todo, no correr (puede pensar que eres una presa).

Aunque El Chaltén está repleto de viajeros con Goretex en verano, en invierno es un pueblo bastante muerto con pocas opciones de alojamiento y restaurantes. No hay cajeros automáticos ni cobertura de móvil, e internet es por satélite y bastante lento – pero es todo parte del encanto, ¿no? Otro lugar al que hay que volver algún día (de verano) para hacer más trekking, acampar en algunos de los campamentos maravillosos por los que pasamos a lo alto de la montaña y bañarnos en los fríos lagos cristalinos.

Próximamente: dejamos atrás el frío y subimos en autobús unos 1500km al norte, a la Región de los Lagos. En verano se puede seguir por la arriesgada ruta 40 que va desde el Calafate, pasa por el Chaltén y sigue hacia Bariloche, al lado de la cordillera. Pero en invierno esta carretera (con grandes tramos de grava) está cerrada así que tenemos que regresar a El Calafate y allí coger un autobús de 25 horas por la costa atlántica (de hecho, los que nos habéis seguido, podéis ver que ya hemos hecha esta larga ruta antes, para ir a Punta Arenas en Chile…).

Gastos:

Alquiler de botas: 4 euros/día

Entrada para ver el Perito Moreno: 18 euros

Autobús “regular” al Perito Moreno: 18 euros

Viaje en autobús desde Ushuaia – El Calafate: 110 euros…

Habitación doble en Hostal Ámerica del Sur en el Calafate: 25 euros

 

Ushuaia, en el fin del mundo

Ushuaia, en el fin del mundo

En Ushuaia, a 3000 Km. de Buenos Aires!

En Ushuaia, a 3000 Km. de Buenos Aires!

Barco en Ushuaia

Barco en Ushuaia

Glaciar Perito Moreno (Calafate)

Glaciar Perito Moreno (Calafate)

Glaciar Perito Moreno (Calafate)

Glaciar Perito Moreno (Calafate)

Con el famoso Perito Moreno al fondo

Con el famoso Perito Moreno al fondo

De camino al Chaltén

De camino al Chaltén

Laguna Torre, El Chaltén

Laguna Torre, El Chaltén

Con Olivia en El Chaltén

Con Olivia en El Chaltén

De trekking por El Chaltén

De trekking por El Chaltén

Un pobre manchego pasando frío en junio!

Un pobre manchego pasando frío en junio!

2 Responses to “Hielo, nieve, glaciares…”

  1. From Remedios Iniesta:

    ¡Qué bonito! parecen postales.

    Posted on 5 junio, 2012 at 19:27 #
    • From raul:

      Bonito, sí, pero hacía un pelete que no veas… 🙂

      Posted on 28 junio, 2012 at 13:13 #

Leave a Reply